Skip to content

Remedios homeopáticos

Remedios homeopaticos

El sitio contiene formas de resolver pequeños y grandes problemas que pueden comprometer nuestro estado de salud, utilizando únicamente métodos, productos y medicamentos naturales que forman parte del mundo de la homeopatía y de los remedios naturales en general. Informamos entonces de los principales remedios homeopáticos con sus características, casos de uso y dosis, un práctico recetario homeopático con curas homeopáticas para las enfermedades más comunes, tinturas madre con sus principios activos, las plantas más importantes del bienestar con sus múltiples usos (alimentario, farmacéutico, cosmético, etc.). ) que son verdaderas curas naturales, una colección única de secretos ancestrales que conforman los remedios de la abuela, indicaciones útiles para una mejor comprensión del contenido, un glosario precioso para completar y conciliar los términos científicos (médicos, botánicos, químicos, homeopáticos, herbales, etc.) ¡Y mucho más!

Los remedios de homeopatía son los medicamentos utilizados en Homeopatía y que se derivan de productos naturales.

La medicina homeopática

En efecto, la medicina homeopática utiliza exclusivamente sustancias naturales y se basa en el principio de que “lo semejante se cura con lo semejante”, más conocido como Ley de Similitud. Esto significa que los síntomas que el individuo manifiesta se combaten con la misma sustancia que los provoca en el individuo sano. Por ejemplo, el veneno de las abejas provoca hinchazón y dolor en la piel. Apis, un producto homeopático derivado de las abejas, es el remedio adecuado para superar estas manifestaciones.

El médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843), considerado el fundador de la Medicina Homeopática, observó y experimentó que la sustancia natural que, como se ha dicho, en dosis elevadas provoca una serie de síntomas en el individuo sano, para tratar los mismos síntomas en el individuo enfermo, debe ser debidamente diluida, es decir, tomada en dosis homeopáticas, y sometida a la técnica de la dinamización (o sucusión). De ahí el nacimiento de los remedios homeopáticos.

Las sustancias naturales utilizadas en la preparación de los remedios homeopáticos pertenecen a los tres reinos de la naturaleza: vegetal, animal y mineral.

La preparación de remedios homeopáticos

La preparación de los remedios homeopáticos, también conocidos como medicamentos homeopáticos, debe seguir procedimientos codificados que observan protocolos precisos, como garantizar la ausencia absoluta de toxicidad, la seguridad y la conservación de la eficacia.

Los remedios homeopáticos se envasan de diversas maneras. Se encuentran comercialmente en forma de gránulos, glóbulos, gotas, viales orales, tabletas, cápsulas, óvulos, supositorios, cremas, ungüentos, colirios, pastas dentales, etc.

La regla, que se sigue generalmente para el tratamiento homeopático, es que para las enfermedades que se encuentran en estado agudo, se toman remedios homeopáticos de menor dilución, mientras que para las enfermedades en estado crónico, se utilizan remedios de dilución media y alta.

Cúrese con la homeopatía

Las curas homeopáticas, además de los síntomas, también están relacionadas con las características de la persona, ya que cada uno de nosotros es diferente de los demás en apariencia, carácter, comportamiento, etc., y esto da lugar a un dinamismo mórbido específico y característico, diferente de una persona a otra. En consecuencia, los remedios homeopáticos para una misma enfermedad pueden ser muchos, pero ciertamente sólo uno de los posibles productos homeopáticos es particularmente eficaz para ese individuo, de acuerdo con sus síntomas físicos, sus características individuales y con la Ley de Similitud.